Odontología integral biológica porque entendemos al individuo como un todo

No es una odontología diferente a la tradicional en el sentido de las técnicas que se utilizan para tratar las patologías de los dientes y de la boca en general, sino que es un enfoque distinto en el que tenemos en cuenta la totalidad de la persona y la unidad que forman los dientes con el resto del cuerpo.

  • La odontología neurofocal aplica una mirada holística del paciente, considera los problemas o enfermedades de la boca en unión íntima con el resto del organismo.
    Enriquece a la odontología tradicional con una mirada global de la persona a tratar. La boca es parte del todo y lo que ponemos y quitamos en ella afecta al resto del organismo.
    Así, la boca puede comportarse como un foco de alteraciones a distancia en el organismo.

    Nuestros tratamientos van dirigidos a reforzar y favorecer los mecanismo naturales de curación del cuerpo humano. Realizamos retirada de amalgamas con protocolo de seguridad, utilizamos materiales biocompatibles, fitoterapia, terapia neural, ozonoterapia y osteopatía craneal.

  • El cerebro y los huesos del cráneo que lo alojan se hayan en constante movimiento, un micro-movimiento que permite que el líquido cefalorraquídeo se mueva permanentemente irrigando el cerebro.

    Diversas causas pueden producir un mal funcionamiento de este movimiento  y llevarnos a una patología.

    Con esta técnica se consigue liberar las tensiones internas y restaurar el equilibrio.

  • Seguimos un protocolo para prevenir la aspiración de los vapores del mercurio que emergen durante su extracción y cambiamos este material por una resina biocompatible que no libera bisfenoles.

    También recomendamos un tratamiento previo con terapia de quelación e ingesta de suplementos para desintoxicar y eliminar el mercurio del organismo que todo paciente con amalgamas de plata tiene.

  • Aprovechamos la molécula de ozono que destruye el 99,9% de gérmenes patógenos (bacterias, virus y hongos) y nos sirve como herramienta de ayuda en multitud de procedimientos dentales: curaciones más rápidas, mejor cicatrización, desinfección de zonas inflamadas, curación de aftas, herpes, etc.
  • Nos ayuda a prevenir y/o curar las patologías que ya encontramos en niños pequeños.

    De forma precoz, sencilla y rápida pueden tratarse dichos problemas.

  • Pretende conseguir el equilibrio oclusal masticatorio y prevenir así diversos problemas. Es una medicina preventiva cuyo objetivo es conducir a la boca, desde la erupción de los primeros dientes, a una situación de equilibrio mediante la estimulación de las propias fuerzas naturales.

    Usamos métodos sencillos y no agresivos como tallados selectivos, pistas directas y aparatología removible.